TABIQUES MÓVILES

Los tabiques móviles, en ocasiones conocidos como manejables, se crearon para optimizar zonas en las que el espacio es primordial. Los tabiques móviles son sencillos, fáciles y seguros de manejar por casi cualquier usuario y, por tanto, ofrecen numerosas configuraciones de sala.

El tabique se compone de paneles sólidos o de cristal independientes que se deslizan suavemente con rodamientos por un riel de aluminio colgante sin necesidad de una guía en el suelo. El tabique se cierra manual o automáticamente.

El cierre es flexible durante su manipulación para permitir variaciones en la altura del suelo y el techo, y no solo garantiza la fijación del tabique, sino también proporciona un aislamiento acústico y térmico extraordinario. Las diversas configuraciones de apilamiento y aparcamiento ayudan a optimizar el espacio disponible.

Cada panel está formado por un bastidor de acero galvanizado y un marco exterior de aluminio. El panel puede ser de doble cristal o tener dos tableros ciegos con una selección casi ilimitada de acabados, que incluyen: madera rechapada, aluminio, laminado, melamina y tejido.