duoDesign LOGO 2019.jpg
CONTAMINACIÓN ACÚSTICA

La contaminación acústica es uno de los problemas más extendidos en nuestra sociedad impidiendo disfrutar de un entorno adecuado. El ruido causa enfermedades y afecta a las personas, en algunas ocasiones, incluso sin que nos demos cuenta, afectando a la productividad de los trabajadores y .creando molestias. En Equone ofrecemos una solución a estos problemas mediante los techos acústicos, aislando tu lugar de trabajo de ruidos incómodos además de mantener la estética del lugar.

El acondicionamiento acústico en el lugar de trabajo

La reverberación es el fenómeno acústico que se produce cuando la onda del sonido se refleja contra paredes, suelo y techo de una estancia cerrada. La consecuencia de este rebote del sonido está causada por el excedente de espacio, creando estos incómodos problemas sonoros.
El Código Técnico de la Edificación, en su documento técnico de ruido, CTE-DBHR, define:

  • En conjunto los elementos constructivos, acabados superficiales y revestimientos que delimitan un aula o una sala de conferencias, un comedor y un restaurante, tendrán la absorción acústica suficiente de tal manera que:

  1. El tiempo de reverberación en aulas y salas de conferencias vacías (sin ocupación y sin mobiliario), cuyo volumen sea menor que 350 m3, no será mayor que 0,7 s.

  2. El tiempo de reverberación en aulas y en salas de conferencias vacías, pero incluyendo el total de las butacas, cuyo volumen sea menor que 350 m3, no será mayor que 0,5 s.

  3. El tiempo de reverberación en restaurantes y comedores vacíos no será mayor que 0,9 s.

  • Para limitar el ruido reverberante en las zonas comunes los elementos constructivos, los acabados superficiales y los revestimientos que delimitan una zona común de un edificio de uso residencial o docente colindante con recintos habitables con los que comparten puertas, tendrán la absorción acústica suficiente de tal manera que el área de absorción acústica equivalente, A, sea al menos 0,2 m² por cada metro cúbico del volumen del recinto.

La solución es realizar una reforma del espacio, en la que se el sistema de techos acústicos evita este molesto fenómeno de forma que se reduzca por completo y acondiciona acústicamente el espacio ya que la función de estos techos es aislar el sonido. El tiempo de Reverberación (TR) es el parámetro utilizado para medir este fenómeno en un determinado recinto.

La determinación teórica del TR permite relacionar dicho indicador con los parámetros dimensionales y de absorción de cualquier recinto. La fórmula de Sabine es La expresión más conocida y utilizada para relacionar el tiempo de reverberación de una sala con su volumen y el área efectiva de absorción.

Si quieres mejorar el confort acústico de tu local comercial u oficina, tSi te estás planteando emprender un negocio y necesitas para ello acondicionar un local comercial, ponemos a tu disposición el servicio de Reformas Locales Comerciales Integrales. Este proyecto técnico te permitirá dedicarte a tu negocio mientras nosotros acondicionamos tu local de forma específica para la actividad que vayas a desarrollar. Además de realizar las obras que se requieran, también nos encargamos del diseño de interiores.

Cómo afecta el ruido a las personas en el entorno laboral

Contenidos

Algunos de los problemas que provoca la exposición continuada del ruido son la pérdida de la capacidad auditiva y la alteración del ritmo cardiaco y respiración, son las influencias negativas que puede generar sobre los sistemas nervioso y endocrino. Un entorno laboral en el que existen ruidos altera nuestro sueño, produce cansancio, irritabilidad, dolor de cabeza y náuseas, por no hablar del estrés y la ansiedad.
En algunas ocasiones el ruido se integra en nuestra vida cotidiana, especialmente en el ámbito laboral, y los podemos ver como sonidos naturales o acostumbrarnos a su presencia. Habituarse a estos ruidos hace que sean aún más graves pues lo que puede suceder es que hayamos perdido audición.

Aislamiento en interiores con paneles acústicos

Mediante los techos acústicos, se reduce el ruido del entorno laboral completamente. Los techos acústicos tienen como función principal la de aislar el sonido, y consiguen el acondicionamiento acústico ideal. Los hay de dos tipos según las necesidades que presentes:

 

Techos acústicos insonorizados

Para evitar que el ruido de tu local se transmita de un sitio a otro los techos acústicos insonorizados son la mejor opción. Estos paneles aislantes se construyen como falsos techos, de esta forma el sonido no va hacia fuera, y además se consigue un aislamiento térmico. Los materiales principales de los que están formado este aislante acústico son materiales pesados como las placas de yeso y fibra de vidrio.

 

Techos acústicos absorbentes

El segundo tipo que encontramos en cuanto a techos acústicos, son los techos acústicos absorbentes. Estos eliminan por completo la reverberación y el eco que pueda existir en tu oficina. Gracias al material del que están construidas evita los malos olores y los cambios de temperatura.

 

Como hemos visto, el lugar donde trabajamos en uno de los entornos más importantes del ser humano, ya que pasamos muchas horas en él. Es primordial preocuparnos de que esté bien acondicionado para que los trabajadores puedan ejercer sus labores profesionales sin problemas relacionados con el ruido. Si te planteas poner solución a estos problemas, estás en el lugar adecuado. Contáctanos en el formulario de contacto y solicita un presupuesto de techos acústicos sin compromiso.